martes, 25 de febrero de 2014

Victoria Sau, guionista de cuentos para niñas


En algunas ocasiones he escrito en este blog sobre los cuentos (o cómics, como se llaman ahora) que solía leer cuando era niña. Los de la colección Azucena eran mis favoritos, sobre todo los de la primera época, que contaban historias de príncipes de ensueño que le cambiaban la vida a pobres chicas campesinas a las que encumbraban hasta el trono sin importarles las diferencias. No era consciente de que me estaban instruyendo para ser una fiel servidora de la sociedad patriarcal y que los príncipes azules no existen.

El pasado Viernes se le hizo un homenaje a Victoria Sau, una feminista tardía, según sus propias palabras, que llegó al feminismo en edad adulta, algo que no le impidió hacer aportaciones tan importantes que la convirtieron en persona imprescindible en la historia del feminismo español. A través de este acto he conocido que Victoria tuvo un pasado oscuro, y que allá por los años 50-60, en pleno franquismo, escribió guiones de cuentos, de radio, y unas cuentas novelas rosas estilo "Corín Tellado". Todo ello muy alejado del ideario feminista que nos ha transmitido.

domingo, 16 de febrero de 2014

Remedios Varo, pintora surrealista


Siempre que viajo a Madrid, incluso las veces que lo hago acompañada o que he quedado con amigas de otras ciudades para compartir unos días, siempre, siempre, busco momentos para estar sola y visitar alguna exposición de pintura en algún museo, ya sea el Prado, el Reina Sofía o el Thyssen.

Es curioso, porque ni pinto ni soy experta en pintura, ni siquiera soy especial amante del arte. Y no frecuento los museos de mi ciudad. Pero recorrer exposiciones en soledad, llenándome de emociones, intentando descifrar los sentimientos de otras personas sin que nadie me explique lo que los cuadros representan, me da vida y me llena de satisfacción.

En mi penúltimo viaje a Madrid, a principios de Diciembre del año pasado, visité una exposición que me fascinó, "El surrealismo y el sueño". Aparte de repasar obras de los Dalí, Miró, y otros pintores muy conocidos, descubrí una joya de la que nunca antes había oído hablar. En primer lugar, porque como ya he dicho soy una ignorante en asuntos artísticos, en segundo lugar, porque es una mujer, y a las mujeres se las silencia. 

Remedios Varos. Su cuadro llamado "Papilla estelar" formaba parte de la exposición, y nada más verlo, llamó mi atención. No por el extravagante nombre, sino por lo que representaba. Una mujer pintando la luna dentro de una torre. Me recordaba una jaula. Alrededor de la torre, nubes grises, tormentas. Inmediatamente me identifiqué, porque así veo yo mi vida, llena de sueños y utopías, pero enjaulada.