viernes, 27 de enero de 2012

Andrea Motis y la Sant Andreu Jazz Band

La Sant Andreu Jazz Band nació en 2006 en el seno de la Escuela Municipal de música del barrio barcelonés de Sant Andreu. Está formada por jóvenes de entre 6 y 19 años, y la dirige Joan Chamorro.

Como otras muchas escuelas de música que existen por la geografía catalana, está haciendo un excelente trabajo en el campo de la formación de los jóvenes que sienten la música como algo prioritario. Pero la Sant Andreu Jazz Band tiene algo especial que la hace diferente, es el profesor Joan Chamorro, un jazzman que ha sabido infundir en sus alumnos el amor por el jazz.

En esta escuela los jóvenes alumnos se preparan a fondo para ser componentes de una extensa banda de jazz que realiza con frecuencia conciertos en diferentes festivales y espacios de Catalunya. También comparten escenario con prestigiosos músicos de jazz, y con su director Joan Chamorro.



La alumna más aventajada es Andrea Motis. Comenzó a los 7 años, aprendió a tocar la trompeta y el saxofón, y llegó a ser cantante por casualidad. Es vocalista porque en la big band infantil en la que tocaba no había nadie que quisiera cantar y su director pensó que sería bueno añadir voz a las canciones que tocaban. Y así fue como Andrea probó con Basin street blues

lunes, 23 de enero de 2012

Intrum Justitia y las empresas gangsteriles

Recuerdo con añoranza aquellos tiempos en que los clientes siempre teníamos razón y las empresas nos trataban con un tacto exquisito. Ahora vivimos una época en la que las grandes corporaciones se creen que son las dueñas de nuestras vidas y, a la manera de los señores feudales, disponen a su antojo de nuestro tiempo, nuestra intimidad y nuestros escasos bienes.

Todas estas reflexiones me vienen a la cabeza debido a una mala experiencia que en mi familia estamos teniendo con Intrum Justitia. No tenía ni la más remota idea de la existencia de esa empresa hasta que hace unas semanas mi marido recibió una carta que nos causó consternación. En ella se decía que ENDESA les había encomendado la gestión de una deuda en la que él figuraba como titular por la cantidad de 73,63€. En un tono amenazante, conminaban a pagar urgentemente la deuda si no quería tener problemas y facilitaban un número de cuenta en la que había que ingresar el dinero.

Y nada más. No daban datos de la factura a la que se referían, ni un número, ni una fecha, sólo una referencia y un número de identificación internos. Lo primero que pensé es que se trataba de un timo.

domingo, 1 de enero de 2012

La importancia de las palabras

En los últimos días se habla mucho del significado de las palabras, de su valor y de lo importante que es definir adecuadamente un concepto, una situación o un sentimiento. Esto viene a cuento de lo que la ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad Ana Mato declaró referente al penúltimo asesinato por violencia machista al que calificó como "violencia en el entorno familiar". Cuando las críticas en las redes sociales, sobre todo en twitter, arreciaron, Mato no sólo no rectificó, sino que aseguró que daba "igual el nombre", que la terminología a la hora de designar el hecho es "lo menos importante" porque lo que quiere el gobierno es "tolerancia cero contra todo tipo de actuación contra cualquier mujer, contra cualquier persona en el ámbito doméstico, en el ámbito de violencia de género o como se quiera llamar".

A estas alturas de la película nadie cree en la inocencia de las palabras de la señora ministra. Más aún cuando el partido al que pertenece viene predicando todo lo contrario en otros temas, por ejemplo el matrimonio homosexual. Desde hace meses el PP repite por activa y por pasiva que tiene recurrida la ley entre personas del mismo sexo sólo porque se utiliza la palabra "matrimonio", y si en su lugar se utilizara "unión" no habría ningún problema.