lunes, 29 de noviembre de 2010

Un sábado en la radio


El sábado pasado nos invitaron, a la Asociación Violeta y concretamente a su presidenta, a una tertulia sobre violencia contra las mujeres en el programa "Luces en la oscuridad" de Punto Radio.

Yo, personalmente, no conocía ese programa, no suelo escuchar la radio a esas horas de la madrugada de los fines de semana. Es que el programa se emite de 1 a 6 de la madrugada en Punto Radio. Estuve buscando información para decidir si debíamos aceptar la invitación o rechazarla, aunque el hecho de que el presentador fuera Pedro Riba, un muy buen profesional y excelente persona, viejo conocido nuestro de un programa de televisión en el que participamos hace unos meses, me hacía tener pocas dudas sobre que nuestra participación fuera positiva.

Nos citaron a las 11 de la noche para grabar el programa (no es en directo). Y allí nos presentamos puntuales Mari Carmen y yo, como representantes de la Asociación Violeta, después de una serie de bajas de última hora. Nos hicieron pasar a una sala de espera donde estuvimos un buen rato esperando. El resto de tertulianos llegaron más tarde: Julia Masip, psicóloga social y co-autora de un libro sobre violencia sexista que se va a publicar próximamente; Sandra Pla, de Amnistía Internacional en Cataluña; Javier Sandín, de la Asociación de mujeres antimutilación (AMAM); Y Mari Carmen Gómez, presidenta de la Asociación Violeta.

Nos presentamos los unos a los otros y estuvimos charlando de mil temas, de nuestras entidades, de quienes somos, de lo que hacemos... a Julia Masip ya la conocíamos del programa de la tele, en el que también intervino ella, a los demás los veíamos por primera vez, pero no nos costó mucho entablar conversación con ellos, son todos personas muy agradables con las que tenemos muchas cosas en común.

Minutos después llegó Pedro Riba, que nos saludó a todos amablemente, y nuestro contacto, el ayudante de producción, que hizo pasar a los tertulianos al estudio de grabación. En la sala de espera quedamos los acompañantes, que seguimos hablando de todo un poco.

Más tarde, el ayudante de producción nos informó de que si queríamos pasar al estudio, podíamos hacerlo. Por supuesto dijimos que sí. Nos pidieron silencio absoluto, y hasta nos prohibieron toser ("Si os entra un ataque de tos, avisadme y os abriré la puerta para que salgáis a toser fuera"). Entramos sigilosamente y ocupamos las sillas que estaban dispuestas en los laterales.

Los tertulianos y el presentador estaban alrededor de una mesa, con los cascos puestos y un micrófono delante cada uno. Hablaban bajito, y francamente, yo casi no los oía, he tenido que esperar a escuchar el programa hoy por Internet para enterarme completamente de la conversación. Pero fue interesante observarlo todo, y ver como se movían los técnicos detrás de los cristales, rodeados de aparatos electrónicos.

Y esta es la tertulia. No quedó mal, ¿verdad?.


viernes, 26 de noviembre de 2010

Cantautoras españolas actuales

Ya hablé en una entrada anterior de las cantautoras españolas de los setenta. Desde entonces, ha habido varias generaciones de excelentes cantautoras a las que no se les ha prestado tanta atención como a sus colegas masculinos. No han sido muchas, es cierto, hasta los tiempos actuales en que vuelven a florecer y a llamar la atención con muy buenas canciones.

Mi primera intención era hablar de las cantautoras actuales consagradas, como Bebe, Rosanna o Conchita. Lo dejaré para más adelante, porque ahora mismo me atraen más una serie de chicas jóvenes que han explotado en los últimos tiempos, que han publicado sus trabajos primero en el mundo de internet (myspace, youtube)y después han conseguido publicar un disco, dándose a conocer y haciéndose respetar.

La bien querida es el nombre artístico de Ana Fernández-Villaverde, una pintora bilbaina que en 2005 decide aprender a tocar la guitarra, componer sus propias canciones e iniciar su carrera musical. Sólo ha publicado un disco, y aunque muchos de sus fans se decepcionaron porque consideran que la maqueta que se había visto antes en Internet era mucho mejor, yo creo que es bastante bueno. Ojalá que se consagre en los próximos años.

Siete medidas de seguridad


De momento abril



Russian red es el seudónimo de Lourdes Hernández, cantautora madrileña. El nombre de Russian Red tiene su origen en el tono rojo de pintalabios con el mismo nombre que usa Lourdes. La joven promesa que compartía su melancolía con su guitarra, se animó a dar el salto musical tocando en bares de su ciudad natal, Madrid, mientras su Myspace se desbordaba de visitas. Publicó su primer disco I love your glasses en 2008, marcado por los ritmos folk, la melancolía y pegadizas letras en inglés. Sus canciones han sido utilizadas como bandas sonoras en diferentes películas.

Loving strangers, banda sonora de Habitación en Roma, de Julio Medem.



Anni B. Sweet es el nombre artístico de Ana López, malagueña que escribe sus letras principalmente en inglés porque estudió en un colegio británico. Se trasladó a Madrid a estudiar arquitectura y comienza a dar concierto en pequeños clubs. Publica su primer y único disco hasta ahora, Restart, Undo, en 2009.

Capturing images


Es una pena que la mayor parte de ellas canten en inglés, y muchas otras del mismo estilo que también han renunciado a las lenguas hispanas. Quizás tengan que pasar unos años para que esa admiración que sienten por Feist (o al menos a mi me lo parece), las impulse a ser ellas mismas.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

No te olvido, acto contra la violencia machista

De todas las actividades que organiza la Asociación Violeta, la más emblemática, sin duda, es el acto "No te olvido", en el que se rinde homenaje a las mujeres asesinadas durante el año a manos de sus parejas o ex-parejas.

Es un acto muy sencillo y emotivo en el que mujeres de Sant Joan Despí leen uno por uno los nombres de las víctimas, su edad y el lugar de su fallecimiento, intentando hacer visible de esta manera la magnitud de esa tragedia humana.

Hacía semanas que veníamos pensando y organizando como se iba a desarrollar el acto. Aunque ya tiene un formato muy concreto y siempre huimos de todo tipo de florituras, nos implicamos tanto en él, lo vivimos tan intensamente, que nos ocupa todos los minutos libres del día durante varias semanas. Este año queríamos hacerlo de forma especial, como siempre, y, aprovechando que el lunes es día de mercadillo en la población, habíamos previsto estar en el lugar de los hechos desde primeras horas de la mañana trabajando por la causa.

El punto de reunión, las 10 de la mañana en la Pl. de la Ermita. Nada más llegar nos dimos cuenta que el escenario que habían montado los técnicos del Ayuntamiento no era de nuestro agrado, demasiado cuadriculado y demasiado pequeño. Así que empezamos a mover tarimas de un lado para otro hasta encontrar una alineación que nos convenciera. La brillante idea se le ocurrió a Mayka, y aunque nos costó entenderla (un lunes por la mañana la mente está espesa), finalmente se nos encendió la bombillita en el cerebro y todas dimos nuestra aprobación: escenario tipo pasarela.

Después comenzamos a colocar las vallas, dos detrás del escenario y cuatro más en uno de los laterales, cada una de ellas contenía los nombres de las mujeres asesinadas en los últimos cinco años, año por año. Al ser el quinto aniversario de la Asociación y también el quinto acto "No te olvido", queríamos hacer ese pequeño homenaje y mostrar todos los nombres para que, al verlos juntos, se pudiera apreciar que la cantidad es muy grande, demasiado.


Teníamos todo el día por delante, así que comenzamos a trabajar sin prisas, pensando y acordando entre todas lo que hacíamos o lo que se nos ocurría que podíamos hacer.

Si algo me gusta de la Asociación Violeta es ese sentimiento tan colectivo que lo impregna todo. Nadie es más importante que las demás, y cada una domina su parcela y es respetada por el resto. Yo me encargo de los temas informáticos y soy un desastre con los trabajos manuales, así que no puedo dejar de admirar lo bien que las chicas organizan la puesta en escena y como queda encuadrado el decorado. Yo no sería capaz de hacerlo. Pero también estoy segura que ellas respetan la labor que he hecho durante la semana, a solas en casa con el ordenador, y me siento contenta y realizada.

Empezamos a mover vallas buscando la mejor situación posible. Era una faena dura, las vallas estaban fijadas en unos pies de piedra que pesaban lo inimaginable, y todavía hoy tengo dolor de espalda de cargar con ellas. Y además, corría bastante viento, lo que causó que una de las vallas se cayera de improviso y fuera a parar sobre mi cabeza propinándome un golpe bastante fuerte. Sólo fue un susto, no me hizo daño. Todas se rieron de mi, c
ada año me pasa algo y éste no iba a ser una excepción.

Seguían los preparativos. Detrás del escenario íbamos a colocar unas telas negras con rosas blancas y los nombres de las mujeres asesinadas en el 2010.


Una imagen panorámica del fondo del escenario.


Dos vallas más, éstas más pequeñas, con la exposición de las impresionantes pinturas de rostros de mujeres de Elisabet Cassari que la pintora nos había cedido. Y dispusimos dos mesas. Una con nuestra información y objetos para la venta: pañuelos, pasminas, camisetas, chapas, mochilas... Y otra con las velas.


El acto comenzó a las 7 en punto. La plaza estaba repleta de gente, mujeres y hombres que, desafiando el frío, querían darnos apoyo con su presencia. Empezó con una breve actuación del grupo de monitores del esplai El Nus, una representación de la violencia machista con fuego y mucho ruido, triste, y a la vez esperanzadora. Seguidamente Mari Carmen, la presidenta de Violeta, presentó el acto de forma muy sentida y emotiva, como sólo sabe hacerlo ella, y dio pasó a Keren para que leyese un breve escrito que había redactado aquella misma tarde.

Keren pretendía mostrarnos el maltrato desde el punto de vista del niño, quería llamar nuestra atención y hacernos saber que no es sólo la madre la que sufre, que los hijos también. Y nos lo mostró de forma descarnada y conmovedora, y nos hizo vibrar, y removió hasta nuestra fibra más recóndita porque aunque aquella historia que nos contaba no era su historia personal, ella vivió de niña hechos similares cuando su madre y ella misma fueron víctimas de maltrato. La descripción de los sentimientos era muy auténtica, la emoción subió muchos grados y se expandió por toda la plaza.

Con la música de "El cant dels ocells" de fondo, las mujeres a las que previamente se les había entregado una hoja con el nombre de una víctima, se pusieron en fila ante la mesa en la que estaban las velas encendidas, cogían una de ellas y se dirigían a un micrófono que estaba junto al escenario para leer allí el nombre correspondiente y añadiendo la frase "No te olvido" al final. Después, colocaban las velas sobre el suelo, siguiendo el trazado de un lazo que estaba dibujado en él.



La emoción seguía instalada en la plaza. Este sencillo acto de gestos simples transmite un cúmulo de sentimientos difíciles de describir, hay que estar allí para compartirlos.

Cuando se terminó de leer el nombre de las 70 mujeres, todo el que quiso, hombres y mujeres, pudo colocar también una vela en homenaje a las víctimas. Este año ha sido muy significativa la asistencia de hombres, cada año hay más, lo cual nos hace pensar que, efectivamente, la sociedad se está sensibilizando ante el problema de la violencia machista.

Acto seguido, se hizo un minuto de silencio.

No acaba el acto aquí, no se queda en los lloros y lamentos, a partir de ese momento comienza a transmitirse un mensaje de esperanza, el mensaje de que se puede salir del drama diario del maltrato como han salido muchas de las mujeres de nuestra Asociación. La presidenta lo remarcó una y otra vez, poniéndose ella misma como ejemplo.

Varias socias leyeron un artículo del 2008 de Angeles Caso, "Estamos hartas", una joven de la Asociación de vecinos de Las Planas leyó una sentida y lúcida reflexión sobre violencia machista, y para acabar, M.Carmen Navarro, nuestra gran poetisa local, recitó una poesía que había compuesto especialmente para el evento, acompañada por su marido a la guitarra. De esta forma tan brillante se cerró el acto del 2010.

Ya sólo quedaba recoger todo el material, trasladarlo a nuestro local, y una vez allí, relajarnos y recuperarnos de las emociones, y pasar un rato tranquilo charlando y comentando los hechos del día.


sábado, 20 de noviembre de 2010

20 N

Hay fechas emblemáticas que marcan toda una vida. Hay fechas que quedan grabadas en nuestra mente a sangre y fuego. Hay fechas tan notorias que todo el mundo se pregunta: "qué hacías el día que...?, porque todos sabemos que ese día forma parte de la historia.

El día que murió Franco yo estaba trabajando, supongo. No lo recuerdo muy bien. Era Jueves. Había mucha tensión en el ambiente, y mucho miedo. Nosotros teníamos programada una excursión a Figaro ese fin de semana y estuvimos a punto de cancelarla, pero finalmente no lo hicimos.

El Viernes por la tarde cogimos el tren, anduvimos en dirección al Tagamanent cargados hasta las cejas, con la mochila, la tienda de campaña, y todo lo demás, y a unos 3 km del pueblo, en un lugar que conocíamos de excursiones anteriores, instalamos el campamento.

Recuerdo de aquella excursión, sobre todo, a mi amigo Juanjo. Era un poco bruto, sí. Por entonces aún no había ido a la mili a Melilla, ni había destrozado su vida cayendo en las garras de la marihuana ni de otras sustancias peores. Yo le tenía cariño porque era alegre y buena persona, siempre tenía una sonrisa en la boca y bromeaba con todo el mundo. Y además, habíamos nacido el mismo día y el mismo año, aunque en lugares distintos. Juanjo era fuerte y grande. Bueno, grande quizás no, pero a nosotros nos lo parecía, era quien siempre cuidaba de nosotros, algo así como si fuera nuestro guardaespaldas.

A las excursiones Juanjo llevaba siempre una pequeña hacha, una miniatura inofensiva que en manos de cualquiera sería un juguete, pero en las suyas era un arma peligrosa. Lo sería si él fuera una persona violenta, pero no lo era. Y el hacha sólo lo utilizaba para allanar el terreno en la acampada. Y era tan bruto que cualquier tronco de árbol seco, o piedras molestas, dejaban de ser obstáculos y las apartaba o las destruía como si fueran hojarasca, y de verdad que no era fácil.

Aquel Viernes, el día después de la muerte de Franco, Juanjo hizo una de las suyas, y nos reimos con ganas.

El día después, el Sábado, llegaba al campamento más gente. Algunas para quedarse sólo un día. Y digo algunas porque eran sobre todo chicas, por aquellos tiempos estaban muy controladas y no tenían los mismos derechos que sus hermanos. Era impensable que pudieran pasar una noche fuera de casa.

Fuimos a buscarlas a la estación, y entramos en un bar y compramos varias botellas de cava, de champán, que era como se llamaba en aquellos días. Queríamos celebrar la muerte del dictador. Vale, es triste, no habíamos conseguido echarlo, pero estábamos contentos de librarnos de él finalmente. En el bar, la tele emitía el entierro. Mucha pompa. Nosotros no teníamos miedo como lo tenían nuestros padres, no habíamos vivido la guerra.

Nos bebimos el cava, y también hicimos queimada de coñac. Toda la noche fue una fiesta. Al día siguiente la resaca era monumental. Ni siquiera me acuerdo si a las chicas que tenían que volver a casa por la noche las compañamos o volvieron solas.

Del 20N recuerdo eso, a Juanjo, sobre todo, que años después murió de sobredosis en plena juventud, y el bar lleno de gente mirando la tele con miedo en los ojos, y la fiesta de celebración.

Hace tanto tiempo ya...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Descargar audio y videos de youtube con masstube


A veces, cuando navegando por youtube nos encontramos un video que nos gusta mucho, o una canción, nos preguntamos si podemos descargarlos a nuestro ordenador. Y la respuesta es que sí, que podemos. Es bien conocido que podemos hacerlo con los videos, que hay múltiples programas y webs online que lo hacen. Pero no es tan sabido que podemos descargar sólo el audio, nuestras canciones favoritas, y después pasarlas al ipod, o al móvil, o donde queramos, para escucharlas y disfrutar de ellas. Aquellos tiempos en que utilizábamos el emule u otros programas de descargas para realizar esta función, han quedado en el recuerdo.

Yo utilizo el masstube, un programa de licencia gratis que se encuentra por la red a disposición de quienes quieran usarlo. Es muy fácil de manejar, y tiene múltiples ventajas que trataré de describir. Por ejemplo, se pueden hacer descargas masivas, o convertir a varios formatos más habituales y soportado por más reproductores que el FLV de youtube.

Empecemos descargando el programa. En Softonic, en Uptodown, en portalprogramas. En infinidad de webs, sólo hay que elegir una.

Abrimos el programa masstube.

Localizamos el video o canción en youtube. Yo me voy a descargar una canción, el video no me interesa en este caso. Marco la url y la copio en el portapapeles (Ctr.C)


Vamos a masstube y pulsamos sobre el botón agregar



Se nos abre una nueva ventana en la que se nos pide la URL del video. Como la hemos copiado anteriormente en el portapapeles, nos propone esta dirección, si queremos otra, la podemos cambiar en este momento. Pulsamos sobre la flecha de la casilla formato de salida, se nos abre un menú desplegable que nos ofrece varias opciones de videos y de audio. Yo delecciono audio mp3.


Si quisiéramos descargarnos más canciones o videos repetimos la operación. Al acabar, pulsamos sobre descargar.

Y comienza la operación. Como véis, es muy sencillo.

Ah, y una última observación, se le puede indicar la carpeta en la que queremos guardar los videos cambiando la url que se nos propone:



domingo, 14 de noviembre de 2010

El concurso de redacción de Coca-cola


Este año el concurso de escritura de Coca-Cola cumple 50 años. No sé si lo conoceréis. Yo tuve el honor de participar en él hace más de 30 años. No gané, ni siquiera en mi provincia, aunque fue una experiencia que me marcó. Hoy en día son muchos y variados los concursos literarios que se hacen en las aulas españolas, pero éste del que os hablo fue el primero y creo que el que tiene más solera, por sus premios, por su alcance nacional y por todo el montaje que hay alrededor de él.

Creo que fue en 1961 cuando se celebró la primera edición, por entonces se llamaba "Concurso interescolar de redacción". Muy pronto pasó a conocerse como "Concurso nacional de redacción", es el nombre que ha tenido durante décadas. Ahora se llama "Concurso Coca-Cola jóvenes talentos", premio de Relato corto.

Nunca había oído hablar de ese concurso antes. Tenía 14 años y estaba en 4º de Bachillerato. Un día se presentaron varios profesores en la clase de literatura y, sorpresivamente, nos comunicaron que había que hacer una redacción y que los autores de las dos mejores irían a Badajoz para participar en un concurso a nivel provincial, en una primera fase.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Canciones pegadizas

De repente, y quizás sea porque hoy me encuentro sensible, me han venido recuerdos de un verano cualquiera, en la feria del pueblo haciendo cola para subir a una atracción, y escuchando la pegadiza canción que a toda pastilla salía de los altavoces. Por ejemplo ésta, de hace ya unos años, más de los que quisiera.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Canciones para el recuerdo: Los guateques (2)

Pasaron unos años y los guateques de adolescencia organizados por y para el círculo de amigos más cercanos se convirtieron en fiestas abiertas a todo aquel que quisiera asistir, previo pago de una cuota irrisoria.

Organizar estas fiestas no era tan fácil como aquellas otras de las que habé en una entrada anterior. En primer lugar había que pedir permiso a Gobernación, y tenía que hacerse a nombre personal, es decir, el solicitante tenía que ser una persona (no se admitían asociaciones ni agrupaciones de ningún tipo) mayor de 18 años, rellenar un impreso donde aparecían su nombre, apellidos y DNI, y pasarse por Gobernación para que se lo sellaran. Eran épocas franquistas y se consideraba subversiva cualquier reunión de más de tres personas. Este papel era imprescindible, porque invariablemente durante el transcurso de la fiesta se pasaba por allá la policía exigiendo ver ese permiso, y si no lo tenías te cancelaban la fiesta y hasta te llevaban a comisaría.

Para nosotros no era ningún contratiempo cumplir esos requisitos. Era algo engorroso que se tenía que hacer, y lo hacíamos, formaba parte de la organización. Y nos divertía mentir en los papeles poniendo que el objetivo de la reunión era sólo festivo y folclórico, cuando en realidad aquello era un avispero de jóvenes cachorros de las principales organizaciones juveniles clandestinas del Baix Llobregat.

Una vez obtenido el permiso, había que hacer propaganda. En eso no nos esforzábamos mucho, 5 ó 6 carteles hechos a mano y de forma precipitada, se colocaban en lugares estratégicos, y se enteraba todo el mundo. No sé cómo porque el márketing era muy primitivo, pero se enteraban.